La explotación de La Casa de la Calabaza se ubica en San Mamés de Abar, una pequeña pedanía perteneciente al ayuntamiento de Basconcillos del Tozo, ubicado al noroeste de Burgos.

San Mamés de Abar se ubica en el geoparque Las Loras, un espacio con un amplio espectro de puntos de interés geológico que, desde hace años, hacen las delicias de los aficionados al turismo rural. En un círculo de menos de 30 kilómetros en torno a nuestro pueblo se encuentran el espectacular espacio de las Tuerces, la cueva del agua de Basconcillos, las peñas Amaya y Ulaña, con sus restos de castros prerromanos, los espectaculares cañones del Rudrón y del alto Ebro, con sus rutas, las cascadas de Orbaneja del Castillo, el Tobazo o la Yeguamea de Fuenteodra, surgencias como las del Pozo Azul de Covanera o Covalagua en Revilla de Pomar, y otro largo etcétera de maravillas naturales.

Toda la zona, de media montaña, está repleta de rutas para realizar a pie, en bicicleta de montaña o en coche. También existen lugares apropiados para practicar escalada, espeleología o parapente, entre otros deportes. Quienes prefieran el ambiente más urbano, tienen a un tiro de piedra localidades como Aguilar de Campoo o Burgos, donde podrán disfrutar de su acervo cultural o gastronómico. De hecho, estas dos poblaciones están unidas por la N-627, que es también la arteria central de comunicación del Tozo.